Fases de la psicoterapia

Frecuencia y duración de las sesiones de psicoterapia

Sesiones de Psicoterapia en Valencia

La frecuencia de las sesiones viene dada por el caso concreto que presenta el paciente; no obstante, como norma general, las primeras sesiones de la terapia suelen tener una frecuencia de visitas semanal.

¿Porqué una frecuencia semanal?, ¿porqué no más sesiones a la semana? El propio proceso de tratamiento requiere que el paciente pueda reflexionar y aplicar los aprendizajes realizados en la consulta a las diferentes situaciones diarias. Una mayor frecuencia de las sesiones, por encima de una a la semana, no implica una mayor velocidad en el proceso terapéutico.

La duración de las sesiones suele estar comprendida entre los 45 y los 50 minutos

La psicoterapia, desde el marco cognitivo-conductual, consta de cuatro fases definidas:

Stacks Image 573

Evaluación. Es la primera fase y suele tener una duración aproximada de dos sesiones. El principal objetivo que se busca es poder recopilar toda la información necesaria sobre el motivo que trae al paciente a consulta para, así, poder establecer un plan de tratamiento individualizado.

Stacks Image 576

Explicación de la hipótesis. Esta segunda fase, a la que no se suele dedicar más de una sesión, está destinada a transmitir al paciente toda la información relevante sobre su problemática: qué le ocurre, porqué ocurre y, sobretodo, una explicación detallada del plan de tratamiento.

Stacks Image 579

Tratamiento. En esta fase el paciente aprende nuevas estrategias para enfrentarse a sus problemas, para modificar sus pensamientos negativos, mejorando en cada sesión y reduciendo el malestar. Es muy frecuente que entre una y otra sesión se manden actividades para realizar durante la semana, con el objetivo de generalizar los aprendizajes realizados en consulta. Frecuentemente su duración está comprendida entre 10 y 15 sesiones, aunque ésta cifra es muy variable, dependiendo de la problemática concreta.

Stacks Image 579

Seguimiento. El punto de inicio de esta fase viene dado por la consecución de los objetivos terapéuticos marcados en las dos primeras fases. El objetivo es consolidar los aprendizajes y que el paciente los incorpore definitivamente a su vida diaria. En esta fase las sesiones son cada vez más espaciadas en el tiempo.