Avalancha de bulos y fake news durante la crisis del Covid-19

¿No estáis un poco cansados de tanto bulo con el coronavirus? La verdad es que estos días los WhatsApps echan humo. No paramos de recibir mensajes y audios con informaciones contradictorias sobre el bichito que nos trae de cabeza. Muchas veces los recibimos, nos asustamos y los rebotamos a nuestras personas cercanas sin pararnos un poco a pensar si esto tiene sentido o si puede no ser cierto lo que se dice en el mensaje. Hoy vamos a hablar de las fake news y el coronavirus.

Pues mira, llevábamos un par de días hablando de la posibilidad de hacer un vídeo hablando sobre los bulos que circulan sobre el coronavirus y resulta que el ministerio del interior, y más concretamente el El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), se nos ha adelantado y han hecho un informe con un recopilatorio de noticias falsas en relación con esta crisis. Mira por dónde, casi casi nos han hecho esta píldora.

En el informe se recogen un montón de mensajes que circulan por las redes con información, en el mejor de los casos, imprecisa o directamente falsa. Desde audios de supuestos médicos de diferentes hospitales, a diferentes remedios más o menos “naturales” o caseros para deshacernos del bichos, sobre diferentes Medidas que supuestamente está tomando al respecto el gobierno, y hasta las más conspirativas. Algunos de estos mensajes directamente dan risa o no sabes ni cómo tomártelos. Vamos a ver algunos!
En algunos de estos mensajes se da la noticia de que algunas personas conocidas, como el Papa, el rey, media casa real, Pablo iglesias, Pedro Duque o Manuela Carmena estaban contagiados. Un audio en el que se nos advierte de la “manipulación emocional y psicológica a la población”; mensajes sobre un supuesto teléfono para renovar recetas de medicamentos, sobre hospitales “limpios” esto es, sin pacientes por covid-19 para tratar a los niños, mensajes sobre los cambios en las políticas de los supermercados estos días, mensajes que nos alertan de que cerremos las ventanas porque van a fumigar las calles, otros que avisan de que nos fumigarán con aviones o helicópteros, u otros nos avisan de que dejemos los zapatos fuera de casa y de que no abramos a supuestos Ladrones que se hacen pasar por sanitarios que van a hacer el test del coronavirus a las casas. Todos ellos, falsos.

En el apartado de los remedios contra el bicho o remedios caseros, se nos ha advertido de los peligros del ibuprofeno y del agua fría, o de las bondades del agua caliente, el vinagre o el limón. Por cierto tampoco hay por ahora un “suero egipcio” que cure la enfermedad, y mucho menos el MMS de Pámies, que es lo mismo que beber lejía. Ni se os ocurra.

Por supuesto, se ha aprovechado la situación para atacar directamente a algunos políticos con nombre y apellido, y se ha dicho que Irene Montero y Pablo Iglesias tenían en la puerta de su casa dos UVIs móviles en la puerta de su casa para atenderles, o que Ortega Smith había dicho que prefería tener el virus a ser homosexual. A todo esto, ni Felipe González ha dicho que “el experimento de coalición haya caducado ya” y por supuesto, Fernando Simón ni no ha dicho que hay que contagiarse cuanto antes mejor para poder tener cama antes de que se sature sistema. Ah, y tampoco hay una planta entera de un hospital público madrileño cerrada a la espera de los familiares directos del presidente del Gobierno.

Otra estrategia es que también se aprovechan vídeos de otros momentos para hacerlos pasar por imágenes de esta crisis, como por ejemplo, la gente gritando para que les dejen ir a misa, que son imágenes grabadas en El Valle de los caídos días antes de la exhumación de Franco, o una avalancha de gente entrando a lo loco en un supermercado ALDI, que corresponde a la innauguracion de un supermercado hace años en Alemania.

Respecto a la cantidad de audios de supuestos médicos o enfermeros que relatan el caos en sus hospitales, el que más nos ha gustado ha sido uno que resume todo esto bastante bien. Dice algo así: hola, me presento, soy médico de la Fe de Valencia y quiero deciros que todo es mentira. Ni soy médico, ni trabajo en la Fe”. Creo que eso resume bastante bien todos los audios de supuestos sanitarios que recibimos estos días.

Aunque algunos bulos son hasta graciosos como el que afirmaba que RTVE había publicado un mapa ilustrando los casos de coronavirus en España cuando en realidad se trataba de un mapa del tamaño medio de pene por comunidades Autónomas, otros no hacen ni puñetera gracia, como lo que pasó el pasado lunes 23, cuando la Policía Nacional alertaba sobre el “envío masivo de correos electrónicos a personal sanitario” conteniendo “un virus muy peligroso y malicioso” para “romper todo el sistema informático de los hospitales”. Sí, sí, eso sí es cierto. Además, el director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, alertaba también de que la Policía había detectado ya más de 200 bulos en relación al coronavirus Covid-19, entre ellos, por ejemplo, un audio sobre un falso decreto del estado de excepción que aconsejaba compras masivas en supermercados. Como podréis entender, ahora mismo, bulos así matan, y también pueden tener consecuencias penales. Pues bien, como ese, más de 200, que como incida el comisario principal,  tienen “la única intención de provocar miedo y pánico entre la población”

Por supuesto, también habrá quien diga que el propio ministerio del interior o la policía son los primeros sospechosos y que no deberíamos creernos nada que venga de estas fuentes. En fin… Desde luego, cada uno puede pensar lo que quiera y por supuesto que este humilde canal no puede considerarse tampoco una fuente fiable, así que ya sabéis. Ante la duda no os creáis nada, y pasadlo todo por un par de filtros. Primero el de vuestro propio sentido común, y luego una pasadita rápida por google que os puede sacar de dudas. A veces basta con poner el comienzo del mensaje y la palabra Bulo para comprobar que el mensaje que os acaban de enviar es falso.

Y como decía el otro día el propio ministro Pedro Duque, “Sí te llega por whatsapp y no es una broma, lo más probable es que no tengas que reenviarlo” que por cierto, esto lo decía desde su casa, no desde el hospital donde se había dicho que estaba ingresado…

Como os decíamos, en este artículo nos hemos hecho eco del informe publicado por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) que puede descargarse aquí. Igualmente, en este otro enlace tenéis una guía elaborada por la BBC para identificar noticias falsas. Y, por supuesto, podéis acceder a maldita.es o newtra.es, que estos días están haciendo una fantástica labor desmontando mitos y Fake News relacionados con este tema.

Recordad que ya está a la venta nuestro libro "Hijos y padres felices", en el que tratamos temas que van desde las rabietas hasta el sueño, pasando por la alimentación, lactancia, premios y castigos, límites, apego, colecho, etc. ¡Os gustará!
Hijos y padres felices alberto soler concepción roger
Y si os interesan los temas relacionados con la crianza y la educación, podéis acceder ya a mis cursos en la Escuela Bitácoras, “El sueño en la infancia” y “Rabietas y límites desde el respeto”. Cada uno de ellos con más de tres horas de contenido, en los que os cuento todo lo que necesitáis saber sobre el sueño de los niños (colecho, despertares, trastornos del sueño, los problemas del famoso “método Estivill”, etc), y las rabietas y límites (qué son, por qué se producen, y sobre todo, qué podemos hacer antes, durante y después de las rabietas). Son cursos que puedes hacer a tu ritmo, viendo cada lección tantas veces necesites, e incluso descargando en mp3 el audio para escucharlo dónde y como quieras. ¡Y si utilizas el código ALBERTOSOLER tendrás un 10% de descuento!
Licencia Creative Commons Este artículo, escrito por Alberto Soler Sarrió se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.
Tags: No tags

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.