Colpbol: un deporte integrador, colaborativo y coeducador

 

Muchas de las críticas que hacemos a los premios y los castigos se extienden con mucha facilidad a los deportes competitivos; algo que comienza siendo algo divertido y motivante para los niños, rápido se convierte en presión, miedo a defraudar, al fracaso… y pierde rápidamente su carácter lúdico. Pero por suerte no todos los deportes son iguales, y hoy os voy a hablar de uno que lo tiene todo: es integrador, colaborativo, coeducador, y encima, a los niños les encanta: es el colpbol

¿Cuando fue la última vez que conocisteis un deporte nuevo? Yo hace poco. Estábamos mirando opciones para apuntar a alguna actividad extraescolar a nuestros hijos cuando nos llamó la atención una palabra que no conocíamos: “colpbol”. Lo primero que pensé es que quizá se trataba de la forma correcta de llamar al balonmano en valenciano y no le di mayor importancia.

Juanjo Bendicho es un profesor de educación física que se ha inventado un deporte nuevo, pensado a partir de las carencias que encontraba en otros deportes para enseñar a los niños, y no solo eso, sino que además de inventárselo le ha dedicado un montón de tiempo y energía a promocionarlo y hacerlo crecer, de forma que hoy en día este nuevo deporte ya se juega en todo el territorio de la comunidad valenciana, en otras comunidades de nuestro país ¡e incluso en otros países! 

Pero bueno, empecemos por el principio. Si no es balonmano, ¿qué es eso del colpbol? El colpbol es un deporte de equipo que nace con el firme propósito de ser integrador, colaborativo y coeducador. ¿Y cómo consigue todo esto? En su trabajo como profesor de educación física Juanjo se daba cuenta que otros deportes de equipo acentuaban las diferencias entre los niños, de forma que los niños más hábiles acaparaban el juego, tenían más oportunidades de practicar y en consecuencia lo hacían cada vez mejor. Por su parte, los alumnos menos hábiles podían participar menos, y esto contribuía a que se sintieran menos capaces, cerrando el círculo vicioso por el cual con el tiempo “los buenos eran cada vez más buenos y los malos dejaban de interesarse por el deporte”. Tampoco le gustaba la tradicional diferenciación entre deportes “de chicas” y deportes “de chicos”. 

Con estas ideas, se propuso suplir estas carencias y creó un deporte nuevo, en el que los equipos eran mixtos por definición. Decimos que el colpbol es integrador y coeducativo porque junta en un mismo equipo a personas de ambos géneros, de diferentes edades y de distintas capacidades. Tiene unas reglas sencillas para que todo el mundo pueda disfrutarlo, desde los más pequeños o personas con discapacidad, hasta personas adultas y entrenadas. Tiene una regla fundamental que hace que todas las personas que forman el equipo sean necesarias e importantes: la pelota solo puede ser golpeada una vez, no puede ser retenida o botada. De esta forma no puede haber unos pocos jugadores “buenos” que acaparen el juego, sino que es necesaria la colaboración de todo el equipo para conseguir el objetivo de marcar gol en la portería contrataría. 

Estas sencillas reglas favorecen un tipo de juego muy divertido y dinámico en el que todos los jugadores tienen que moverse mucho y participar, favoreciéndose que todos lo disfruten y se sientan parte importante del equipo; mejorando así la autoestima de todos los participantes. 

Y como el juego es divertido y la gente se lo pasa bien jugando, pues no hace más que crecer. Aunque tiene poco tiempo de vida, unos 20 años, ya lo juegan un montón de personas de toda España y en muchos lugares del mundo.

Si queréis más información sobre este deporte podéis meteros en la web colpbol.es y allí encontrareis el reglamento completo, la historia, materiales, vídeos, y toda la información que podáis necesitar. De hecho, sí sois profes y queréis ponerlo en práctica con vuestros chavales, podéis encontrar un manual en el que se explican todas las cuestiones técnicas y didácticas. Para los papis, tenerlo en cuenta a la hora de elegir actividades extraescolares porque quizá vuestros hijos tengan cerca la posibilidad de probarlo. 

Recordad que ya está a la venta nuestro libro "Hijos y padres felices", en el que tratamos temas que van desde las rabietas hasta el sueño, pasando por la alimentación, lactancia, premios y castigos, límites, apego, colecho, etc. ¡Os gustará!
Hijos y padres felices alberto soler concepción roger
Y si os interesan los temas relacionados con la crianza y la educación, podéis acceder ya a mis cursos en la Escuela Bitácoras, “El sueño en la infancia” y “Rabietas y límites desde el respeto”. Cada uno de ellos con más de tres horas de contenido, en los que os cuento todo lo que necesitáis saber sobre el sueño de los niños (colecho, despertares, trastornos del sueño, los problemas del famoso “método Estivill”, etc), y las rabietas y límites (qué son, por qué se producen, y sobre todo, qué podemos hacer antes, durante y después de las rabietas). Son cursos que puedes hacer a tu ritmo, viendo cada lección tantas veces necesites, e incluso descargando en mp3 el audio para escucharlo dónde y como quieras. ¡Y si utilizas el código ALBERTOSOLER tendrás un 10% de descuento!
Licencia Creative Commons Este artículo, escrito por Alberto Soler Sarrió se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.
Tags: No tags

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.