¿Necesitan los niños ir a la guardería? [Vídeo]

La semana pasada, la diputada Carolina Bescansa, durante la constitución de las Cortes para la nueva legislatura, se llevó a su hijo de cinco meses al congreso y se armó un lío tremendo. Hubieron análisis para todos los gustos: desde que era una mujer actuando de un modo machista hasta que esa actitud es una muestra de verdadero feminismo. Cuando hay visiones tan dispares sobre una misma realidad es que, sin duda, nos encontramos ante un tema muy sensible. La cuestión es que es un tema que no debería haber generado ningún debate: simplemente es una madre eligiendo libremente estar con su hijo.

Esto suscitó un debate entorno a la función de las guarderías, ya que muchos comentarios iban en la línea de “existiendo guarderías, ¿qué hace ahí ese niño?” Es precisamente sobre este tema, si es necesario que los niños vayan a la guardería, sobre el que he grabado esta nueva Píldora de Psicología:


No tenemos que esconder a los niños, éstos, en los casos en los que es posible, pueden formar parte de la vida cotidiana. Las guarderías, o escuelas infantiles, son un recurso de gran utilidad para la mayoría de los padres, pero no son necesarias para los bebés que, en esas edades, donde mejor están es con sus padres, especialmente con su madre, sobretodo, si además le da el pecho: recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, y mantener esto es muy complicado si un bebé va a la guardería.

Por su lado, la Asociación Española de Pediatría, recomienda que no sea al menos hasta los dos años cuando los niños comiencen la guardería, ya que su sistema inmune aún es muy inmaduro. Esta postura lamentablemente está muy alejada de la realidad de muchas familias, que se ven obligadas a llevar a sus hijos a la guardería a edades muy tempranas para proseguir con su carrera laboral.

Desde un punto de vista psicológico, hay dos mitos muy extendidos alrededor de las guarderías: que espabila a los niños y que es necesaria para la socialización. Ambos son falsos. Los niños espabilan solos como parte de su proceso evolutivo, y la guardería sólo espabila a aquellos que tienen un ambiente familiar muy empobrecido en el cual no se da la estimulación necesaria para su desarrollo, pero en la mayoría de las familias se proporciona la estimulación suficiente para que un niño crezca fuerte y sano. Respecto a la socialización, los niños hasta al menos los 3 años de edad, son bastante egocéntricos, y eso es parte de su desarrollo normal. Pueden jugar uno al lado del otro, pero aún no existe el juego cooperativo.

Os invito a que os suscribáis al canal de Píldoras de Psicología en YouTube para enteraros antes que nadie de cada nuevo vídeo, poder dejar comentarios, recomendaciones y compartirlo con vuestros contactos. Si tenéis alguna sugerencia acerca de temas que os gustaría que tratara en el videoblog, podéis escribirme a: pildoras@albertosoler.es

Licencia Creative Commons Este artículo, escrito por Alberto Soler Sarrió se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Tags: No tags

4 Responses

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.