¿Cómo elegir escuela infantil? Las 12 preguntas que tienes que hacer.

Muchas veces nos habéis preguntado: ¿qué debo tener en cuenta para elegir escuela infantil? Y es que no es una decisión fácil; para empezar, decidir si va a ir a la guarde o no; luego elegir el momento (por lo general, en la mayoría de familias, “lo más tarde que se puede”), y una vez elegido, ¿dónde le llevamos? Hay un montón de factores a tener en cuenta al elegir escuela infantil, y hoy vamos a repasar algunos de ellos.

¿Cómo elegir escuela infantil?

A veces cuando acudimos a informarnos y ver las instalaciones para poder elegir escuela infantil nos quedamos en blanco, y luego, cuando nos hemos ido, surgen las dudas. Pues bien, vamos a intentar preparar un “checklist” que llevar a esas reuniones para que no se nos pase ningún tema importante.

Ratio niños por cuidador

Un aspecto fundamental a la hora de elegir escuela infantil y diferenciar las de mejor y peor calidad es el ratio de educadores por bebé o niño a su cargo. Las tasas normalmente consideradas adecuadas son de una persona por cada 3 o 4 bebés, y para niños mayores de 2 años, una por cada 5 o 6 niños. Pero esto es algo teórico, porque luego las ratios las marcan fundamentalmente los máximos legales, que en España están muy por encima de estos números: para las aulas de menores de 12 meses se suele aceptar un máximo de 8 bebés por cuidadora, para 1-2 años entre 12 y 18, y para las clases de 2-3 años de 18 a 20 niños. Así que lo más frecuente es que nos encontremos más bien estas cifras. En cualquier caso, sí tenemos la suerte de poder acceder a una guarde con ratios mejores, estes es claramente un factor a considerar!

Profesionales en el centro

Otro aspecto importante al elegir escuela infantil, más allá de la ratio, es la composición del centro. Hay escuelas infantiles en las que solo hay educadoras, y hay otras en las que también hay psicopedagogas, psicólogas, o logopedas. Es algo interesante, ya que más allá del trabajo directo con los niños, aportan mucho al equipo y pueden detectar y orientar a educadoras y padres si se presenta alguna dificultad. También hay que valorar si tienen personal para la limpieza y la cocina, ya que si no hay personal específico destinado a estas funciones, las educadoras estarán más desbordadas. Esto es algo a tener en cuenta tanto en las guardes como en otras formas de cuidado infantil como por ejemplo las madres de día. 

Tiempo en el patio

¿Cuánto tiempo pueden pasar en el patio los niños?, y ¿cómo es este patio?, ¿es amplio? Hay centros en los que la hora de patio está muy marcada, “de 10 a 10:30”, por ejemplo. Pero hay otros en los que no es así, y los peques entran y salen más de clase, en función del día, del tiempo, del ritmo, etc. Son centros con la filosofía de “todo lo que se pueda, fuera”. Igualmente es importante qué tipo de patio es, si es un amplio patio al aire libre, o uno pequeño dentro de un bloque de edificios. Cuanto más amplio y más al aire libre, mejor. 

Adaptación

Ya hicimos un vídeo al respecto; ¿cómo gestionan este asunto? Hay centros en los que no se le da demasiada importancia. Les dejas el primer día, cierran la puerta y tú te vas con el corazón en un puño esperando que el niño se adapte bien… 

Hay otros en los que durante algunos días es todo un poco más flexible, y otros en los que permiten a los padres que acompañen a los peques todo el tiempo que estos necesiten. ¿Cuál es la mejor opción? En el otro vídeo ya os lo conté, pero en última instancia tiene que ser lo que más os encaje. De nada me sirve que me dejen acompañarle si mi trabajo no me lo permite. Pero pudiendo elegir, sí puede ser flexible y progresivo, mejor. 

¿Puertas abiertas?

Una vez pasa la adaptación, ¿cómo es la despedida y recogida de los peques?, ¿se les deja en la puerta?, ¿se les puede acompañar hasta la misma clase?, ¿te puedes esperar con tu hijo unos minutos o tienes que salir corriendo? Hay centros en los que los padres no pueden entrar, llamas al timbre y te sacan a tu hijo, y hay otros en los que, vayan a la hora que vayan, son bienvenidos, entran y acuden directamente al aula a por sus hijos. ¿Qué tipo de escuela preferís?

Pañal

La forma en la que gestionen el tema del control de esfínteres también nos da mucha información acerca de su visión global de la infancia u otros asuntos relacionados… ¿Cuando llegan a determinada edad empiezan con la operación pañal y no hay quien les pare? Cuidado. Lo ideal sería que respetaran los ritmos madurativos de cada niño, su interés y el de la familia, no forzándoles a dejar el pañal antes de que estén preparados (o antes de que sea estrictamente necesario). Y lo mismo sucede con el tema del chupete. Deben ayudar a la familia, no hacer que ésta siga su ritmo. 

Menú escolar

Sería interesante salir de la visita a la escuela con una copia del menú de ese mes debajo del brazo para poder revisarlo en casa con calma. Que no os impresionen con “menú elaborado por nutricionistas”, porque eso lo dicen todos y tampoco es garantía de nada. Los platos principales suelen ser correctos, pero los postres o las meriendas no tanto, y están llenos de zumos, galletas, lácteos azucarados o bollería. Ojo con eso. Quizá también os interese saber si hay cocina propia o si los menús los sirve una empresa de catering. 

Comida en el plato

Cuando vayáis de visita a la guarde una pregunta interesante es: ¿y qué pasa si no se acaba la comida? Los habrán que dirán “no te preocupes, que aquí todos se acaban la comida”, y otros que dirán “bueno, cada niño puede tener más o menos hambre cada día, si no tiene hambre no le forzamos”. Yo sin dudarlo huiría de los primeros. 

Horario de entrada y salida

Cada centro tiene un horario diferente, y cada uno ofrece más o menos flexibilidad a la hora de dejar a los niños. Como el hecho de acudir o no a escuela infantil en el fondo es algo que depende de las necesidades de los padres, es interesante que el horario encaje con los ritmos de uno u otro. ¿Se les permite entrar o salir fuera de los horarios establecidos, o siempre tiene que ser a unas horas dadas? 

Material escolar y… ¿libros?

Sí, aunque no lo creáis, hay guarderías en las que tienen sus libros y cuadernos de actividades. Qué queréis que os diga, creo que a niños dos o tres años les aporta mucho más estar al aire libre jugando en el arenero o realizando juegos dirigidos, que teniendo que seguir o completar ningún libro para impresionar a los padres. Nuevamente esto es otro indicador indirecto de la visión que tienen de la infancia, quizá demasiado competitiva y orientada al logro (temprano) de ciertos objetivos. 

Manejo de la lactancia

Estamos hablando de niños por debajo de tres años, y muchos de ellos continuan tomando pecho. ¿Están familiarizados en la escuela con el manejo de la leche materna?, ¿les puedes dar tu leche y que luego se la ofrezcan durante el día? De hecho, si vas con tu peque a la visita y le das pecho, es interesante ver la reacción del profesional del centro; si te mira con cara de ¿pero todavía le das teta? sospecha. Y ya no te digo si te lo dicen abiertamente. 

Disciplina y obediencia

¿Qué pasa si el niño “se porta mal”?, ¿cómo lo manejáis?, ¿y cuando tiene una rabieta?, ¿qué pasa si le pega a un amigo?, ¿y si le pegan a él? Si os empiezan a hablar de castigos o de la “silla de pensar”, mejor valorad otras opciones. Si os hablan de gestión de emociones, acompañamiento, distracción, etc. mucho mejor.

Bueno, pues hemos hablado de ratios, de los profesionales que trabajan en el centro, de la adaptación, si tienen una política de puertas abiertas, de la comida, patio, material escolar, lactancia, disciplina… A la hora de elegir escuela infantil, es importante tener en cuenta todos estos factores. Son aspectos que pueden no resultar tan obvios como los horarios, el precio, los idiomas, o la distancia con respecto a casa o al trabajo, pero también tienen importantes implicaciones en el día a día. ¡Espero que os haya servido!

Recordad que ya está a la venta nuestro libro "Hijos y padres felices", en el que tratamos temas que van desde las rabietas hasta el sueño, pasando por la alimentación, lactancia, premios y castigos, límites, apego, colecho, etc. ¡Os gustará!
Hijos y padres felices alberto soler concepción roger
Y si os interesan los temas relacionados con la crianza y la educación, podéis acceder ya a mis cursos en la Escuela Bitácoras, “El sueño en la infancia” y “Rabietas y límites desde el respeto”. Cada uno de ellos con más de tres horas de contenido, en los que os cuento todo lo que necesitáis saber sobre el sueño de los niños (colecho, despertares, trastornos del sueño, los problemas del famoso “método Estivill”, etc), y las rabietas y límites (qué son, por qué se producen, y sobre todo, qué podemos hacer antes, durante y después de las rabietas). Son cursos que puedes hacer a tu ritmo, viendo cada lección tantas veces necesites, e incluso descargando en mp3 el audio para escucharlo dónde y como quieras. ¡Y si utilizas el código ALBERTOSOLER tendrás un 10% de descuento!
Licencia Creative Commons Este artículo, escrito por Alberto Soler Sarrió se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.
Tags: No tags

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.