Terapia de pareja

En mi consulta de psicología de Valencia realizo terapia de pareja en aquellos casos en los que la relación se ha convertido en la principal preocupación de la pareja y aparece una crisis de pareja.

Vivir en pareja

Terapia de Pareja en ValenciaVivir en pareja es una situación que requiere muchos ajustes por parte de los dos miembros de la misma, con independencia del amor o atracción que exista entre ellos. No es infrecuente que con el tiempo, a pesar de los esfuerzos de adaptación que ambos miembros de la pareja realizan, se den ciertas conductas, costumbres o hábitos que acaban por incomodar a alguno de los miembros.

Por desgracia, en muchas ocasiones en vez de colaborar como un equipo en una misma dirección, los miembros de la pareja se enzarzan en una lucha de poder en la cual ambos pretenden demostrar su razón sobre el otro y no dejarse “pisotear”. Tal actitud, con frecuencia, desemboca en nuevas discusiones que, al cabo del tiempo, acaban por mermar el clima de felicidad en la pareja y aparece la crisis de pareja. Superar una crisis de pareja es posible, siempre que exista una colaboración por parte de ambos miembros de la pareja.

Relaciones con la familia

Al comenzar a convivir en pareja, ambos miembros deben enfrentarse con el problema de la nueva relación que se establece con ambas familias, la propia y la política. En muchas ocasiones se dan importantes crisis de pareja debido a las continuas intromisiones de suegros, suegras, padres, madres y otros familiares en sus asuntos y espacios privados. Una vez que el hijo ha establecido un vínculo con otra persona y ha formado su propia familia (la pareja en sí ya constituye una familia), ésta debe ser respetada a nivel físico, emocional, psicológico y moral.

No obstante, las familias de origen, en ocasiones incurren en ciertas conductas que, de no cesar, ponen en riesgo la armonía y supervivencia de la nueva familia. Es necesario no permitir que estas conductas se conviertan en hábitos, dado que con el tiempo son más difíciles de erradicar.

  • Invasiones del espacio privado: visitas sin avisar, constantes llamadas telefónicas, etc.
  • Chantajes emocionales: continuas demandas de atención, “ya no nos tratas como antes”, etc.
  • Imposición de criterios morales y cuestionamiento de las decisiones adoptadas.

Puedes encontrar más artículos sobre terapia de pareja en la sección sobre pareja del blog

“Ya no estoy enamorado”

Otra importante fuente de malestar en la pareja es cuando uno de los dos miembros siente “no estar ya enamorado” de su pareja o que “se ha acabado el amor”, perdiendo así la ilusión y las ganas de seguir adelante con el proyecto común.

En muchas ocasiones, tales sensaciones se producen en base a las expectativas generadas con anterioridad (probablemente utópicas) o por distorsiones en el concepto de lo que significa el amor.

Mejora de la Relación de Pareja